Se instalaron paneles solares que mejorarán su calidad de vida. A partir de una fuente renovable, ahora cubrirán requerimientos básicos de energía eléctrica y comunicación.

 

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) instaló seis sistemas fotovoltaicos completos para abastecer las necesidades de energía eléctrica de seis familias rurales del paraje Kilca -departamento Aluminé- en el oeste provincial.

Los trabajos, realizados por personal propio, consistieron en el montaje de sistemas de paneles solares e incluyeron la instalación eléctrica interna completa para cada vivienda familiar. Los sistemas instalados se conforman por dos o tres paneles fotovoltaicos, baterías con su respectivo contenedor, instalación interna con luminarias incluidas, toma para comunicación y un tablero de control y protección.

De esta forma, se cubren las necesidades de iluminación y comunicación de pobladores rurales que, alejados de los centros urbanos, no contaban con ningún tipo de energía. Sin ella, ya sea a través de la red u otro medio de generación, la única posibilidad a la noche era utilizar velas, fuego, linternas, o mecheros.

Si bien la lejanía de los centros urbanos dificulta llevar la energía, a fin de satisfacer los requerimientos y asegurar la igualdad de oportunidades, el EPEN recurre muchas veces a fuentes de financiamiento internacionales -gestionadas por el gobierno provincial- para ejecutar planes de desarrollo del tipo de infraestructura necesaria que ayuda a mejorar la calidad de vida de dichos pobladores.

En tanto, existen programas como el PERMER que permite la colocación de paneles solares, u otros como el PROSAP que, a través de largos procesos de estudios y relevamientos hasta su ejecución, permite llegar con la energía por redes; como las obras que en estos momentos el EPEN realiza en la zona sur.

En el caso de Kilca, la inversión -del orden del millón y medio de pesos- fue realizada con recursos propios.